lunes, 29 de junio de 2009

Nacido el 25 de noviembre de 1969 en San Miguel de Tucumán, se inició en Unión Aconquija y luego jugó en la primera de Atlético Tucumán desde 1991 hasta 1998, año en el que el 5 de abril tuvo un problema con la hinchada.
Dueño de un temperamento fuerte que lo llevó muchas veces a situaciones límites, tras ser expulsado en un encuentro ante Almirante Brown de Arrecifes, se sacó la camiseta y la arrojó con furia antes de abandonar el campo de juego lo que provocó que un grupo de hinchas lo intentara agredir luego de una discusión cuando se retiraba del estadio. “Lo que hizo no tiene justificativo. Es una deshonra a la camiseta que defendió durante tantos años y le dio la chance de trascender en el fútbol”, comentó en su momento el técnico de los tucumanos, Eduardo Anzarda.
Eso le abrió las puertas a una transferencia al Deportes Temuco de Chile en 1998 que dirigía 'Mostaza' Merlo donde jugó poco y nada. En 1999 volvió al decano tucumano y en la temporada 1999/00 se sumó a Olimpo donde apenas llegó a disputar diez encuentros.

Comenzó siendo de lo mejorcito que mostró el equipo en las primeras fechas y perdió su lugar cuando fue expulsado en la derrota ante Aldosivi cuando el gol llegó por una aparente posición adelantada que terminó con un descontrol de jugadores y cuerpo técnico de Olimpo que fueron a protestarle al juez de línea.
El equipo pasó a jugar con tres en el fondo y los elegidos eran Fernando Troyansky, Horacio Grecco y Enrique Cuenca Zaldivar y Castro como primera opción de relevo.
En la 10ª fecha Díaz volvió a los cuatro atrás con él en la derrota ante Godoy Cruz, fue suplente la jornada siguiente en el clásico con Villa Mitre (ingresó por Tassara) y volvió a contarse entre los once en la 13ª contra Gimnasia de Concepción por la suspensión de Troyansky.
Cuando asumió Eduardo Grispo para la fecha 15ª lo consideró titular y lo mantuvo la jornada siguiente ante Gimnasia y Tiro pero cuando se retiró expulsado a los 88 minutos fue la última vez que se lo vio con la camiseta aurinegra (FOTO).
En la 2000/01 tuvo su último paso por Atlético Tucumán donde llegó a disputar 183 encuentros y anotó 6 goles en total.
A principios del 2002, el zaguero se desvinculó y se sumó junto a su hermano Darío al plantel de La Florida para el Torneo Iniciación de la Primera “A” de la Liga Tucumana de Fútbol.
En agosto de 2002 Juan de la Cruz Kairuz, que había tenido a su hermano en Central Norte de Salta la temporada anterior, a toda costa lo quiso sumar a San Martín de Tucumán sabiendo que necesitaba de hombres acostumbrados a jugar en canchas difíciles por su piso y por una hinchada que molesta permanentemente.
Finalmente, el ‘gato’ se quedó en el conjunto “tricolor” que dirigía Ángel Antonio Guerrero donde si bien no es de esa clase de jugadores que despliegan un juego vistoso, mostró regularidad en su juego y le tocó saborear las mieles del éxito ya que no solo ganó el campeonato tucumano, sino que también el ascenso al Argentino B y luego al Argentino A.
En el equipo de Cruz Alta se esgrimió como uno de los máximos referente y tiene en el utilero Marcos Sosa a su principal admirador. “No sólo por lo que significa como jugador para La Florida, sino porque tiene una riqueza humana que pocas veces vi en el fútbol. Además, tiene una humildad que revaloriza todos estos valores”, señaló en su momento a La Gaceta.
En noviembre de 2005 se sumó a préstamo a Juventud Unida, de Tafí Viejo para la ronda final de la Primera “A” y a fines de diciembre volvió a La Florida y fue parte del combinado tucumano que enfrentó a “Las estrellas” en el partido despedida del ‘coco’ Jorge Reinoso.
En abril de 2006, durante el receso de la actividad oficial del Argentino “A”, fue nuevamente cedido a Juventud Unida y en agosto del 2006, jugó con Unión del Norte jugó el Clausura de Primera “A”, de la Liga Tucumana de Futbol, pese a que se lo había mencionado como refuerzo del Atlético Concepción.
Para el deleite de quienes se acercan a alentar al estadio “Ricardo Bochini”, el marcador central se sumó en mayo del 2007 al Famaillá que disputaba el Argentino C y ganó la promoción ante Sarmiento de Resistencia, logrando una plaza para el torneo Argentino B, tras perder la final del torneo ante Atenas de Río Cuarto.
En esto no hay secretos. Es el producto de haber tomado esta profesión con la seriedad necesaria, sabiendo que me pagarían para hacer lo que más me gusta: jugar al fútbol”, señaló en su momento.
Se mantuvo en el plantel durante la temporada 2007/08 y volvió a Juventud Unida de Tafí Viejo en 2008. En febrero de 2009, ante la salida de Guerrero, asumió la dirección técnica del FAMA y se dio el lujo de entrenar nada menos que a su hermano, compañero de varias batallas.

TRAYECTORIA

Unión Aconquija (1990-1991); Atlético Tucumán (1991-1999); Deportes Temuco (1998); Olimpo de Bahía Blanca (1999-2000); Atlético Tucumán (2000-2001); La Florida (2002-2006); Juventud Unida de Tafí Viejo (2005 y 2006); Unión del Norte (2006); Atlético Famailla (2007-2008); Juventud Unida de Tafí Viejo (2008)

1 comment

camilo andres dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor. 8 de julio de 2009, 8:37

Publicar un comentario

 


Blogger Template By LawnyDesignz